viernes, 18 de junio de 2010

Responsabilidad ambiental de las petroleras

Luego de la pesadilla ocasionada por la petrolera Exxon Valdez, el mundo creyó que accidentes de ese tipo no volverían a ocurrir, sn embargo ha sido todo lo contrario: la British petroleum ha superado el desastre ambiental de la primera con creces.

La magnitud de los daños de la plataforma petrolera de la BP, y la incapacidad evidente de sus equipos técnicos para detener la fuga de millones de barriles de petróleo a cientos de metros en el mar, demuestra que todavía no hay tecnología para contener este tipo de derrames, además de la ausencia de planes de contingencia por lo que a todos nos queda sólo rogar a Dios para que no vuelva a suceder.

Sin embargo, nada nos garantiza que nuevos accidentes de ese tipo ocurran en el futuro, y hasta ahora el problema sólo se ha concentrado en los debates de Obama y sus declaraciones en relación a los británicos que se han mostrado molestos por el lenguaje del presidente estadounidense.

Uno de los ejemplos demostrativos es que en una publicación aparecida en el Financial Times, cuenta que los periodistas británicos acusaron a Obama de "hostilidad debido a la experiencia de colonialismo kenio de su padre"

Quisiéramos que el debate tome un nuevo giro más halagüeño: que se centre en la posibilidad de que se diseñen nuevas tecnologías para combatir este tipo de desastres y que las empresas multinacionales no aprovechen la influencia geopolítica de sus países.

Por ejemplo, en la BP están representados parte de cada uno de los mayores fondos de pensión de Gran Bretaña, situación que pone en peligro el dinero de miles de contribuyentes británicos, por el pago de idemnización que tiene que hacer la empresa en América.

Es increíble la poca capacidad que tienen estas petroleras para responder ante los accidentes que causan estragos en el medioambiente a escala global. Ojalá que tomemos consciencia después de esta amarga experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario