miércoles, 23 de junio de 2010

La humanidad ha perdido la capacidad de los gestos espontáneos

La espontaneidad que se genera en todos los tipos de relaciones humanas, es una característica casi perdida en el mundo actual donde todo, incluso el lenguaje gestual, se estudia para dar la impresión de lo que no somos: personajes esteriotipados con gestos repitentes.
Al parecer la humanidad ha hecho una nueva escala axiológica, donde precisamente la autenticidad ni la sinceridad están en los niveles superiores. Lo importante es tener y poseer usando paradigmas y métodos muy estudiados y sutiles, entre los que se incluyen la manipulación grosera y despiadada de los sentimientos y necesidades humanas.
Existen verdaderas corporaciones dedicadas a construir y deconstruir imágenes, diseñando variadas formas de hipocresía basadas en una gestualidad estudiada, tanto en el ámbito de la política, la publicidad como en el de la religión (corporaciones religiosas sustentadas en una imagen personalista).
Ahora, en este mundo de tantas apariencias construidas, es difícil a veces sopesar lo que es falso de lo verdadero; por eso es que la mayoría escoge el mejor de los estereotipos servidos sin hacer ningún tipo de abstracción.
También lo que es peor, la tendencia de actuar y ser de la forma en que no somos para lograr el "éxito" con el subsecuente abandono de principios y valores. En este mundo es prohibido ser auténtico y es casi imprescindible moldearse a estilos de vida ajenos, pero importados y hechos a base de construcciones de imágenes "socialmente" aceptadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario