lunes, 21 de febrero de 2011

Las redes sociales y el malestar político global

http://www.blogger.com/profile/18157515346381574866manasessepulveda@gmail.com0

     Las redes sociales  se han constituido en un soporte fundamental para la exportación del malestar sociopolítico de las sociedades como las islámicas, cuyos ciudadanos se han empoderado para la búsqueda de soluciones a sus problemas derribando sus gobiernos en su mayoría corruptos y excéntricos.
      Ante el colapso de autoridades nacionales y los organismos internacionales encargados de vigilar y aportar para la paz mundial como la Organización de las Naciones Unidas, los ciudadanos organizados en comunidades virtuales democráticas, han dado un ejemplo al mundo.
      En este momento, las redes sociales  a través de internet, se han convertido en los espacios promotores de cambios geopolíticos más importantes en  el primer decenio del siglo XXI.
     Una de las mejores muestras es que actualmente el régimen libio se tambalea.  El hijo del gobernante Muamar Gadafi  advirtió que su país no es Túnez ni Egipto, donde han ocurrido rebeliones exitosas que derrocaron los regímenes de esos países.
      Sin embargo, el peso inevitable de una comunidad social organizada y dispuesta a exigir sus derechos y no seguir soportando las excentricidades  de los gobernantes libios provocará al igual que los países mencionados la debacle del régimen.
     Al parecer a los gobernantes islámicos derribados les pasaba algo grave: no percibían que sus sociedades al igual que las demás están sujetas a la dinámica de los nuevos tiempos, generaciones que exigen más libertad y legitimidad a sus  autoridades.
      En otras palabras, no estaban a la altura de los tiempos y se les hizo tarde para hacer los cambios requeridos basados en un proceso adecuado y sin traumas.
     No obstante, la exportación de los malestares sociopolíticos globales se trasladarán en un futuro hacia otros regímenes políticos que no sean islámicos.  Es previsible que en China ocurrirá lo mismo, aunque los aparatos de seguridad  del gobierno chino mantengan la censura de información a ciudadanos más grande de la historia.   

      La llamada "Revolución Jazmín" realizada por activistas de derechos humanos chinos y de todo el mundo está ganando espacio en internet.  Tan es así que informaciones daban cuenta que uno de los funcionarios del aparato de seguridad del gobierno chino, Zhou Yongkang dijo a la prensa oficial de ese país que era necesario hallar "nuevs formas de calmar el malestar social".
       El malestar social exportable a través de las redes, seguirá produciendo los cambios necesarios para derribar regímenes, y reclamar espacios más democráticos en un proceso que variará indefectiblemente la geopolítica mundial.