miércoles, 20 de junio de 2012

El sistema de naciones impotente ante el régimen sirio


   La matanza de civiles en Siria realizadas por las milicias shabiha del régimen de Bachar el Asad  es uno de los casos más horrorosos en la historia mundial en los últimos tiempos, apoyada por un sistema internacional obsoleto, incapaz  de detenerla por el veto de dos naciones: China y Rusia.
   Es una iniquidad del sistema  de las Naciones Unidas que medio mundo repruebe las matanzas del régimen sirio como la ocurrida la región de Hula en la cual masacraron a 108 civiles, la mitad de ellos niños y no se puedan llevar a cabo acciones concretas, entre ellas la intervención  directa para terminar el conflicto, en el caso extremo de que las misiones  de Naciones Unidas y la Liga Árabe fracasen.  
  Hasta ahora  además de China y Rusia, el Irán chií son las piezas del ajedrez mundial  que apoyan al sanguinario régimen, los dos primeras se oponen al vetar cualquier iniciativa directa del Consejo de seguridad de la ONU para intervenir en un país en ayuda a los ciudadanos y ayudar a la paz.
   Al parecer la salida directa al problema no ha sido posible por aspectos geopolíticos hegemónicos de la región: intereses tanto económicos como militares de chinos y rusos lo impiden en oposición al bloque de los  Estados Unidos y aliados europeos.  Para ello ambos bloques utilizan toda una serie de eufemismos mientras que desde el mes de marzo del 2011 cuando empezó el conflicto, han muerto más de diez mil civiles y la espiral de violencias y muerte todavía sigue.
   Hay que recordar que los proveedores importantes y tradicionales de Siria en materia de armamentos son China, la República Checa, Ucrania y Corea del Norte.  No obstante Rusia es el principal proveedor.  Es por eso que el eufemismo de que se "debe respetar la soberanía de un país" en este caso de Siria, cuyo régimen ha llegado a la irracionalidad y al genocidio es esgrimida por esos países, no les interesa proteger a la población masacrada sino sus intereses.
   Una de las muestras más palpables de los intereses económicos armamentistas rusos es el hecho de que las compras más recientes hechas por Siria comprado a los rusos son los  MIG-21, 23 y 29, un sistema de defensa autopropulsado 96K6 Pantsir y sistemas de misiles de mediano alcance Buk-2M Ural
   Rusia también está en la construcción de una base naval en el puerto sirio de Tartus y otro en Latakia.  Las ventas rusas a los sirios representan millones de dólares que están dispuestos a proteger a toda costa no importando la masacre a la población siria
   Si se quiere una solución justa y equitativa prima facie para solucionar el problema de Siria es aprobar una resolución inmediata que obligue al régimen de Bachar El Asad a levantar el sitio de las poblaciones afectadas y a permitir el acceso inmediato sin restricciones de personal de agencias humanitarias y de los derechos humanos.
   Sin embargo esta resolución no encontraría un camino fácil, el régimen sirio prefiere seguir aislado del mundo para seguir cometiendo sus atrocidades.  La sanciones económicas que le impusieron lucen débiles y poco efectivas, por lo que asistimos a un fortalecimiento del eje China-Rusia-Siria, un resurgimiento de una nueva guerra fría multipolar.










http://www.blogger.com/profile/18157515346381574866manasessepulveda@gmail.com0