viernes, 16 de julio de 2010

Borges, Funes el Memorioso y el hombre moderno

Había aprendido sin esfuerzo el inglés, el
francés, el portugués, el latín. Sospecho,
sin embargo, que no era muy capaz de
pensar. Pensar es olvidar diferencias, es
generalizar, abstraer. En el abarrotado
mundo de Funes no había sino detalles, casi
inmediatos.
Jorge Luis Borges, Funes el Memorioso.

Recuerdo que hace varios años, siendo un adolescente llegó a mis manos el libro de relatos Ficciones del renombrado escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) y ocupó mi atención un cuento poco mencionado del escritor titulado "Funes el memorioso", el cual consideré desde el primer momento como una parodia del hombre moderno.
En los actuales momentos, el hombre moderno al parecer ha perdido la capacidad de pensar: la tecnología, la rapidez en los momentos cotidianos y la cantidad de datos que tiene que aquilatar para estar Up to date ha dado como resultado una generación que sólo es capaz de percibir datos y emociones instantáneas, superficiales, sin la facultad de abstraerse.
Es en ese concepto que el escritor argentino nos ofrece la parodia de Ireneo Funes, un personaje que según él tenía una implacable memoria. Sufría una condena sin proponérselo, de guardar detalles precisos ordenados con una perfecta cronología del tiempo, como por ejemplo la reconstrucción de un día entero y guardarlo en sus recuerdos.
En uno de los diálogos de Ireneo este dijo: Más recuerdos tengo yo solo que los que habrán tenido todos los hombres desde que el mundo es mundo...mi memoria , señor, es como un vaciadero de basura.
Con su ironía que le caracterizó, Borges nos legó un relato que retrataba al hombre moderno, capaz de guardar datos y recuerdos sin la capacidad de abstraerse, de pensar.
La tragedia tenía que venir: la vida de Funes es limitada y con el amargo sabor de que perdería la batalla, al darse cuenta que la muerte le sobrevendría sin poder aquilatar todos los recuerdos de su niñez, fue incapaz de percibir ideas generales o platónicas.
Dado el caso, Borges lo sentencia al escribir: En efecto, Funes no sólo recordaba cada hoja de cada árbol de cada monte, sino cada una de las veces que la había percibido o imaginado. Resolvió reducir cada una de sus jornadas pretéritas a unos setenta mil recuerdos, que definiría luego por cifras. Lo disuyadieron dos consideraciones: la conciencia de que la tarea era interminable, la conciencia que era inútil. Pensó que en la hora de la muerte no habría acabado aún de clasificar todos los recuerdos de la niñez.
A lo lejos, Borges aún ríe. Nos retrata a través de Ireneo Funes al parecer una profecía escrita hace años sobre nuestra realidad existencial.

1 comentario:

  1. "Hola.
    "
    "Antes de nada, perdona que te escriba esto como un comentario, pero es que no vi tu email en el tu blog
    "
    "Soy el webmaster de publizida.es
    "
    "
    "
    "Publizida BLOG'S es un ranking / directorio de clasificación de blogs en español, creado con el único propósito de dar a conocer los mejores blog's
    "
    "
    "
    "Registrando su blog en Publizida BLOG'S accederás al servicio de estadísticas gratuitas y podrás participar en el TOP.RANKING
    "
    "También puedes acceder a la valoración que los usuarios hacen de su página.
    "
    "
    "
    "Y lo mas importante...
    "
    "darte a conocer y aumentar el numero de visitantes a tu BLOG de manera totalmente gratuita.
    "
    "
    "
    "Si te interesa puedes darte de alta
    "
    "ALTA DIRECTORIO DE BLOGS
    "
    "
    "
    "o visitanos en ......
    "
    "
    "
    "DIRECTORIO DE BLOGS
    "
    "
    "
    "HTTP://PUBLIZIDA.ES
    "
    "
    "
    "Muchas Gracias por tu tiempo... y disculpa si no fue la mejor manera de darme a conocer.
    "
    "
    "
    "Un saludo.
    "
    "
    "
    "DAVID T.
    "
    "Webmaster de Publizida.es
    "

    ResponderEliminar