miércoles, 1 de diciembre de 2010

Wikileaks ¿Hazaña o terrorismo de la información? (1)

http://www.blogger.com/profile/18157515346381574866manasessepulveda@gmail.com0

Sin duda alguna a Julian Assange fundador y director de Wikileaks lo han convertido en una celebridad mundial: su "hazaña" consistió en colocar a los gobiernos más poderesos de la tierra en jaque llevándolos a su terreno y revelándoles sus "secretos" del ya conocido accionar del espionaje de las embajadas por encargo del Departamento de Estado y de otras agencias de seguridad en el caso de los Estados Unidos.
Incluso lo han acusado dudosamente en Suecia (como parte de un juego para su descrédito) poniendo en movimiento a organismos como la Interpol para "buscarlo" cuando la opinión pública mundial considera esta acusación como parte de un teatro mal montado para sacarlo de circulación.
Lo que "revela" Wikileaks no es nada nuevo y hasta podemos asegurar que su material de información es de origen dudoso y poco confiable: son chismes y consideraciones de diplomáticos dirigidos a sus superiores que en la mayoría de los casos no son investigadas o visiones prejuiciadas que no fueron tomadas en consideración.
Algunos han considerado el material como "histórico", opinión aventurada que leímos en columnistas en diarios tan importantes como El País. Las informaciones divulgadas por Wikileaks sólo sirven para aumentar el morbo y la especulación además de ser coyunturales y de escaso valor científico para la historia.
Un historiador que tome estos documentos como base para su investigación corre el riesgo de ser desinformado y cuestionado en el futuro. La historia no puede estar basada en mentideros o especulaciones que en el fondo poco dicen de las acciones reales, por eso hay que esperar a menos que se quira escribir un best seller.
Desafortunadamente sólo nos sirven para revelar lo frágil e ineficaces que resultan las agencias estadounidenses y la manipulación poco inteligente de los Estados Unidos con sus "aliados" los cuales no lo son realmente y la desconfianza que le tiene la potencia a estos últimos.
Por otra parte, una especie de "terrorismo informativo" o dar a conocer documentos secretos conseguidos por Wikileaks sin importar los métodos y la forma, tomando la bandera de la "libertad de la información" cuyas fronteras no tienen límite.
La algarabía por la "hazaña" va a durar poco Wikileaks que en lo adelante para asegurar su influencia tiene que revelar datos "secretos" constantemente, porque ya la opinión pública está acostumbrada y deberá refinar sus métodos de obtención de los documentos ya que las agencias secretas estadounidenses de seguro ya conocen sus métodos. Continuaremos el tema...

No hay comentarios:

Publicar un comentario