viernes, 3 de junio de 2011

El presidente de Indonesia y su queja de las redes sociales

   Dentro de poco tiempo las redes sociales tendrán notable incidencia en los niveles de gobernabilidad y credibilidad de los regímenes cuestionándolos ante la opinión pública por actos considerados lesivos a la ciudadanía ante la imposibilidad de que pueda ejercitarse una censura previa.
   Uno de los ejemplos más recientes es el de el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, que se quejó de que  los medios cibernéticos y redes sociales en Internet como Facebook o Twitter divulgan alegaciones falsas sobre corrupción en el seno del partido gubernamental de su país.
     El  hecho de que las alegaciones sean falsas o no es el riesgo que corren los regímenes cuando no ofrecen a sus ciudadanos una justicia imparcial, sin corrupción o no se les propone alternativas para cambiar el status quo político y entonces exponen los temas y sus pareceres ante la opinión pública, usando las redes sociales.
     Ahí es que comienza el rol de las redes sociales, las quejas sobre los males que ocurren en los países que tienen sociedades sometidas a una brutal represión como son los casos de Yemen y Siria, son "judicializadas" por sus ciudadanos que se encuentran desesperanzados y exponen a la opinión pública mundial lo que están pasando.
     Esta libertad de opinión es la clave para que en el siglo XXI la opinión pública mundial se empodere y opine sobre los excesos y abusos de poder.  Algunos regímenes totalitarios tales como corea del  Corea del Norte, y otros en los cuales a los ciudadanos se les restringe mucho el acceso a la red como China, no podrán ante el avance de la libertad que promueven las resdes sociales.
    Tanto el presidente indonesio como otros en lo adelante tendrán que meditar sus acciones, pues estas sean malas o buenas se pueden  globalizar y se convertirán en un asunto de interés para una comunidad virtual de millones de personas.
    La queja del presidente indonesio, así como de otros que las han hehco en ese sentido, deja un sesgo de importencia al no poder controlar o censurar las informaciones que puedan surgir de sus gobiernos.  Ya la censura previa es cosa del pasado, y resulta hasta imposible que cualquier ciudadano se convierta en una especie de "corresponsal" sobre lo que sucede en su país.
    









http://www.blogger.com/profile/18157515346381574866manasessepulveda@gmail.com0

No hay comentarios:

Publicar un comentario